«SI NO HAY AGUA PARA LA AGRICULTURA NO HAY AGUA PARA NADIE» La frase que marcó la reunión de los agricultores y ganaderos salamanquinos

En un Salón Parroquial lleno se realizó la reunión donde los agricultores y ganaderos analizaron la crítica situación de riego que se da en la presente temporada en los valles de Salamanca.
En la ocasión se hizo entrega de un petitorio al Seremi de Agricultura de la Región de Coquimbo Rodrigo Órdenes Reyes, que según la opinión de varios de los asistentes «puso el pecho a las balas» al dar la cara en representación del Gobierno ante la situación que se vive en la zona producto de la histórica sequía. En su discurso puso en contexto que la falta de lluvia afecta a varias regiones del país y que entendía la preocupación porque proviene de una familia de agricultores.
El Seremi confirmó la disponibilidad de los 1200 millones solicitados al gobierno central para palear en parte los efectos de la sequia y que estos serían distribuidos por las municipalidades, situación que no fue bien recibida por los asistentes quienes abuchearon con pifias el anuncio, mencionando la falta de gestión diligente y excesiva burocracia de parte de los municipios locales en la entrega de las ayudas.
Tras escucharse varias intervenciones donde la frase «Si no hay agua para los agricultores no hay agua para nadie» predominó en los discursos, se conformó la directiva y los representantes de las comunidades que van a participar en una mesa de trabajo basada en el petitorio que se le entregó al Seremi.
La Directiva quedó conformada por Alejandro Tello como presidente, Nelson Durán vice presidente, Marco Laurel secretario, Pedro López tesorero y Fidel Orellana como director. Luego de eso se eligieron 10 representantes de las distintas localidades para participar en la mesa de trabajo que se realizará en los próximos días.



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*