DAMASQUEROS DE SALAMANCA INCORPORAN INNOVACIÓN PARA IMPULSAR SU NEGOCIO

A través de un proyectode la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) financiado por el GobiernoRegional de Coquimbo, se incorporó tecnología con una moderna línea procesadoray se realizó un estudio para mejorar las variedades, producción ycomercialización de los damascos.
 
Salamanca,09 de enero de 2019.-Más del doble del valor por kilo de damasco están obteniendo los productoresdel valle de Choapa, gracias a la incorporación de una línea procesadora queles ha permitido bajar ostensiblemente los costos de mano de obra y ofrecer almercado un producto con valor agregado con mayor rentabilidad. Ello, gracias alproyecto “Programa de fortalecimiento de la competitividad del sectordamasquero del Valle del Choapa”, de la Fundación para la Innovación Agraria(FIA), del Ministerio de Agricultura, financiado por el Gobierno Regional deCoquimbo.
 
Elproyecto -financiado a través del Consejo Regional de Coquimbo, por un montosuperior a los 100 millones de pesos, contó con el apoyo de la Municipalidad deSalamanca y el Instituto de Desarrollo Agropecuario, entre otros actores – enbeneficio de los productores agrupados en la Cooperativa Agrofrutícola Chillepín,la Sociedad Agrícola Chillepín y algunos productores independientes.
 
Juntoal presidente de la Cooperativa Agrofrutícola de Chillepín, Nelson Durán,  llegó hasta Chillepín el director ejecutivode FIA, Álvaro Eyzaguirre, el director nacional de INDAP, Carlos Recondo, elseremi de Agricultura de la región de Coquimbo, Rodrigo Órdenes y losconsejeros regionales de la provincia del Choapa, Cristián Rondanelli, CristianCarriel y Ángela Rojas, para inaugurar la planta procesadora, la cual hapermitido multiplicar el valor y eficiencia por kilo del damasco, entre otrosaspectos.
 
 
 
 
Lainiciativa tiene como objetivo desarrollar un programa de innovación en elmodelo de negocios de los damasqueros del Valle de Choapa, mediante laintroducción de tecnologías que permitan diversificar la oferta de productosagroalimentarios obtenidos de la producción de damascos. Para ello, laConsultora TDC realizó un profundo trabajo en terreno del que resultó unapropuesta para ofrecer nuevos productos al mercado, gracias a la incorporaciónde tecnología, a través de un nuevo modelo de comercialización.
 
Hoy,los productores están descarozando los damascos, exportando damascos ensalmuera a México, jugo para agroindustria y deshidratados.
 
Agregando valor a losdamasqueros
 
Parael presidente de la Cooperativa Agrofrutícola de Chillepín, Nelson Durán:»Este proyecto es un anhelo de muchos años que nos soluciona una brechacon respecto al descarozado que antes se hacía manual. Hoy podemos disminuir elcosto de mano de obra, producir más, nuevos y mejores productos y aumentarnuestra rentabilidad».
 
Entanto para el director ejecutivo de FIA, Álvaro Eyzaguirre, “la innovación sedefine como una nueva o mejor manera de hacer las cosas. Y en este caso losproductores están haciendo justamente eso: Aplicar mejoras sustantivas a susproducciones de damascos, con el fin de agregar valor para que puedan impulsarsus negocios y aspirar a una mejor calidad de vida para ellos, sus familias ysu comunidad. Acá la innovación, tecnología y asociatividad, se ha convertidoen una triada virtuosa que solo ha generado éxito”.
 
Quientambién destacó este nuevo impulso para la Cooperativa Agrofrutícola Chillepínfue el Director Nacional de INDAP, Carlos Recondo, quien indicó que “es sabidoque existen problemas de comercialización de damascos, pero estos productoresbuscaron una fórmula para hacerle frente. Esa fórmula fue asociarse, un procesoque cada día se vuelve más fundamental en el mundo rural y que como INDAPestamos priorizando y entregando las herramientas necesarias para que laAgricultura Familiar Campesina pueda llegar al éxito”.
 
Porsu parte, el seremi de Agricultura de la región de Coquimbo, Rodrigo Órdenes, destacóel trabajo realizado por la cooperativa y la importancia de la asociatividad enla pequeña agricultura, «como Ministerio de Agricultura promovemos quenuestros productores se puedan asociar y de esa manera salir a competir a losmercados. Como lo ha señalado el Ministro Antonio Walker, la mejor manera quetiene nuestra agricultura familiar campesina para crecer es asociándose y quemejor ejemplo de aquello es la Cooperativa Agrofrutícola de Chillepín».
 
Finalmente,el Consejero Regional de Coquimbo, Cristián Rondanelli destacó la inyección derecursos que busca revitalizar el sector damasquero del Valle del Choapa, “hoydamos un paso importante para los productores de damascos acá en la comuna deSalamanca y en la Provincia de Choapa, con una iniciativa que el ConsejoRegional aportó más de 100 millones de pesos a través del FIA para podergenerar una agroindustria sustentable con los damasqueros, ellos han vividoaños complejo y es fundamental que hoy día tengamos una mirada de futuro paranuestra agricultura familiar campesina acá en la Región de Coquimbo”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*